Plasma Rico en Plaquetas

¿Qué es el Plasma Rico en plaquetas?

 

El Plasma Rico en Plaquetas o PRP es un derivado de la sangre que estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, por lo que con su utilización se consigue una piel más tersa, luminosa y de mejor calidad. Se obtiene de la misma sangre del paciente y se separa mediante un proceso de centrifugación.

 

¿Por qué se realiza?

 

El Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento que persigue el rejuvenecimiento de la piel del rostro, sobre todo en el entrecejo, en las patas de gallo y en la zona situada entre la nariz y los labios. El Plasma Rico en Plaquetas es un derivado de la sangre que estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico.

 

La también llamada Bioestimulación Plaquetaria también se utiliza para otros tratamientos, como la corrección de las Estrías, la Regeneración de Articulaciones, Quemaduras o pérdidas de piel después de cirugías y heridas abiertas por úlceras. Ya que el plasma proviene del propio paciente no existe ningún riesgo de rechazo a la sustancia y se garantiza un buen resultado.

 

                    

¿En qué consiste?

 

La técnica consiste en la extracción de plasma del propio paciente, obtenida de una muestra de sangre que se inyecta en la zona deseada para lograr la regeneración celular de los tejidos y combatir los signos del envejecimiento. Gracias al tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas, la piel recupera su firmeza y tersura y se reducen las líneas de expresión del rostro. Las principales ventajas de esta técnica son la seguridad y la eficacia.

 

Preparación para el tratamiento del Plasma rico en plaquetas

 

La aplicación de Plasma Rico en Plaquetas se realiza en el consultorio del especialista sin necesidad de anestesia local ni indicaciones previas. Tras limpiar y preparar la zona se extrae sangre al paciente y una vez obtenido el plasma de la sangre después de un proceso centrifugado se inyecta en forma de mesoterapia con una aguja muy fina en las zonas necesarias.

 

Cuidados tras la intervención

 

El día en que se realiza la técnica se recomienda no tomar el sol ni aplicar cremas directamente. Tampoco se aconseja acudir a saunas o gimnasios y de preferencia descansar. Tras la aplicación del PRP se recomienda la aplicación de cremas con árnica en las zonas de inyección en cuello y escote, así como un masaje en las zonas de piel más fina.